viernes, 18 de enero de 2013

y de un día para otro todo por los suelos

Y mi vida ha dado un giro de 360 grados sin mi consentimiento, no se puede levantarse una mañana y dejar de querer a alguien, no se puede, simplemente no se puede.
De verdad me gustaría entrar en tu cabeza y en tu corazón y entender lo que va mal ahí dentro, arreglarlo, de verdad creo que estamos hechos el uno para el otro, y no se trata de un creo, de un creo porque no veo más alla que de ti, NO, se trata de una cosa llamada destino, en la que yo creía hasta ayer, sobre las 9 de la noche. Quiero creer que sigues siendo mi destino, pero tampoco quiero quedarme aqui, sentada, cruzada de brazos, esperando a que aparezcas, pero céeeme que no dejaré de luchar en cada oportunidad para estar contigo, por pequeña que sea.
Mi yo interior cree que te has hechado atrás por no volver a pasar por lo que se pasa en la distancia... Por lo dura que es la distancia...
Mucho me ha costado a mi tener las cosas claras, solo quiero creer que a ti te falta eso, y que cuando lo tengas claro me elegirás a mi....

Mi yo de carne y hueso solo le sale llorar, llorar a mares...
Te quiero, te queria y te querré


Esto es otra de las entradas sin sentido, que es lo que abunda ultimamente por aqui, pero yo me siento asi, sin sentido, desorientada, perdida y muy dolida...

1 comentario:

  1. vaya yo a veces también quisiera saber qué pasa por la cabeza de algunas personas, que un día que quieren y al siguiente algo dejó de existir, prácticamente por arte de magia.
    supongo que solo hay una única verdad...te engañaban.

    besos ! (y recuerda que este espacio es tuyo y sirve para desahogarte)

    ResponderEliminar

sonrisitas