martes, 22 de febrero de 2011

La luna me sabe a poco

decía que tenia el corazón alicatado hasta el techo, que haber si no podia hacerle yo una cenefa a besos
le volvió loca el sonío de las gotas del rocío cuando empieza a clarear y aún no se ha dormío y le hizo un trato al colchón, con su espuma se forró el corazón, anoche era de piedra y el alma era de mimbre, que se dobla antes que partirse, que se dobla antes que partirse.

jueves, 10 de febrero de 2011

everybody needs somebody

Algunas mañanas suelo pensar en que hoy va a ser el día de mi vida, en que voy a comemerme el mundo, pero al levantarme de la cama todo empieza a salir del revés. Eso que parecía tan fácil alcanzar se hace inalcanzable, eso a lo que creias no temer, te esta matando por dentro, de eso que creías que tenias el control absoluto ves como se empieza a desvanecer entre tus manos, y como eso va encogiendo tu corazón hasta el punto de no saber si sobrevivirás a tanta incerteza, en este momento es cuando te das cuenta de que no te sientes bien, tu estómago por dentro se te hace un nudo, tu cabeza se empieza a llenar de pensamientos que no sabes como eliminarlos, intentas pensar que saldrá bien, que saldrás adelante, pero cada vez ves el camino más pedragoso, más difícil y más oscuro, solo tienes ganas de agarrarte a la almohada y llorarle, llorarle a escondidas, mientras el resto piensan que eres la más feliz, alegre y divertida, la que vive son preocupaciones, y que todo le resulta completamente fácil y sencillo, cuando tu por dentro de estás muriendo. Es un dolor que no consigues explicar, es un dolor que solo se apacigua cuando le tienes cerca, cuando le puedes abrazar realmente fuerte y sabes que está allí y que hasta dentro de un par de horas será tuyo , tuyo y solo tuyo, pero es en el momento del adios cuando todo se hace más difícil tu corazón empieza a latir tan fuerte que crees que te va a salir del pecho, te empieza a encojer de nuevo el estómago y empieza esa incerteza de cuando le volverás a ver, de si podrás soportar ese tiempo, aunque parezca algo exagerado eso me recorre por dentro hasta el punto de quitarme todas mis fuerzas, hasta el punto de que solo puede recuperarlas con su sonrisa, su aliento y su calor.

viernes, 4 de febrero de 2011

hoy es uno de esos dias que ni llenando tu play list de canciones varias no consigues que almenos una te llene.
hoy es uno de esos dias en el que nada vale la pena, ni el levantarse de la cama.